ABOGACÍA PREVENTIVA

La abogacía preventiva promueve la buena salud jurídica.

La abogacía preventiva consiste en anticiparse a una situación que aún no ha surgido, informándose y planificando con un profesional para evitar situaciones no deseadas o para minimizar las consecuencias de un conflicto habiendo previsto su resolución en caso de que surja. Se trata de tener un enfoque preventivo y proactivo orientado a la evitación de conflictos futuros.

En el ámbito empresarial esta prevención es muy clara, pero en el espacio de la familia es también muy importante y nos reportará grandes beneficios, suponiendo un ahorro de tiempo, de dinero y especialmente una reducción del desgaste emocional y psicológico.

En el despacho podemos ofrecerte este asesoramiento preventivo mediante la elaboración de distintos protocolos familiares:

  • Testamentos
  • Poderes preventivos
  • Voluntad vital anticipada
  • Capitulaciones matrimoniales
  • Pactos prenupciales
  • Redacción de pactos en previsión de ruptura
  • Elección del régimen económico matrimonial

Recuerda que todo lo que no esté previamente acordado y por escrito generará discusión.